Cómo jugar a la petanca

Prepara un campo de juego si lo deseas. Este suele ser un área de unos 4 a 15 metros, con una regulación mínima de 3 por 12 metros.

Selecciona dos equipos de uno, dos o tres jugadores cada uno. Cada jugador recibe tres bolas para jugar, a menos que haya dos equipos o tres, en cuyo caso cada uno recibe normalmente dos bolas.

Decide qué equipo juega antes. Tirar una moneda es el método de costumbre.

Un jugador del equipo que comienza dibuja un círculo con un diámetro de hasta 50 cm. El jugador permanece entonces dentro de este círculo y lanza el boliche para que aterrice a no más de 10 metros del punto de partida, y que tenga al menos 1 metro de margen desde cualquier obstáculo.

Un jugador de este equipo permanece dentro del círculo y tira una bola, intentando acercarse tanto al boliche como sea posible.

Un jugador del equipo opuesto permanece ahora en el círculo para acercar más una bola al boliche que el primer jugador.

El equipo del jugador cuya bola quedó más cerca del boliche se considera líder ahora en este punto. Los miembros restantes de este equipo tiran sus bolas.

Una vez que el primer equipo haya completado sus lanzamientos, el otro tira sus bolas.

Cuando se hayan lanzado todas las bolas, queda contada la puntuación para ese «turno» (ronda). El jugador que tenga la bola más cerca del boliche gana 1 punto. Se concede un punto adicional a cada jugador del mismo equipo que tenga una bola más cerca del boliche que la más cercana del equipo opuesto. Así, un equipo podrá marcar hasta 3 puntos en cada turno.

Para comenzar el turno, un jugador del equipo que ganó el anterior dibuja un nuevo círculo, usando la posición previa del boliche como centro, y lanzándolo de nuevo. El juego va como antes.

El equipo ganador es el primero en conseguir 13 puntos.